Archivo de la etiqueta: espias

En el Cuartel General de la Stasi

El Ministerio para la Seguridad del Estado, en alemán Ministerium für Staatssicherheit, más conocida como Stasi fue el órgano de inteligencia de la República Democrática Alemana (RDA) o Alemania del Este. Este órgano se le conoce por haber sido el más efectivo y represivo de la historia en cuanto a inteligencia y policía secreta.

12120332

Orígenes

En 1946, la fusión del Partido Comunista de Alemania (KPD) y el Partido Social Democrata crearon lo que se conocía como el SED (Partido por la Unidad Socialista). Comenzó a cambiar el tipo de partido hacia un modelo más soviético.

Después de la fundación de la Alemania del Este, el Ministerio por la Seguridad del Estado (MfS) detectó oponentes al estilo soviético. La Stasi fue realmente y de forma simultánea una agencia secreta de inteligencia, pero también la policía secreta política y una agencia de investigación criminal. La Stasi era un aparato subordinado e incondicional al Partido Socialista por la Unidad de Alemania (SED).

IMG_0248

El edificio por dentro contaba con numerosas plantas

3

Cada sala tenía sus propios armarios, todos ellos construídos e incrustados con puertas blindadas o cajas fuerte.

2

Restos de documentos que pertenecieron a la Stasi

MfS (Ministerio de Seguridad del Estado)

El Ministerio de Seguridad del Estado (MfS) cubrió Alemania del Este con una red de administraciones por distritos y oficinas locales. La policía secreta monitorizada información importante de empresas y universidades, instalando generalmente sus propias oficinas cerca de estos edificios. Por lo que hubo miles de apartamentos dedicados al espionaje.

IMG_0242

Despacho donde permaneció Erich Mielke principalmente. El Ministro de Seguridad del Estado.

20140321_013

Agente Franz Gold

Los principales métodos empleados por la Stasi consistían en arrestos, de manera arbitraria muy frecuentemente, forzando confesiones. Estas investigaciones acababan generalmente con penas draconianas. Combatieron a la oposición con formas silenciosas de represión, mediante desmoralizaciones. Emplearon métodos sofisticados para paralizar actuación de ciertos grupos. Emplearon terrorismo psicológico, informadores, reclutaron directamente personas y grupos enteros de la oposición, intentando siempre, evitar que la Stasi fuese detectada.

Los agentes se referían a ellos mismos como Chekistas, ya que fue una institución creada modelada en la Cheka. Sin embargo, para el Mundo exterior el Ministerio por la Seguridad del Estado tan sólo hablaba de guardianes de las leyes socialistas como órgano de justicia que daban seguridad a los ciudadanos. Aunque en realidad las cosas eran muy diferentes. Simples críticas al sistema eran atribuidas como influencias enemigas del Oeste y declarado como un desvío político-ideológico.

IMG_0239

Sala de reuniones

Jóvenes Pioneros (JP) y Juventudes por la Alemania Libre (FDJ)

La principal tarea de los JP, era la educación socialista de los niños basada en el modelo colectivo de grupos y amistad. Patriotas socialistas honorables e internacionalistas.

El FDJ fue formado en el 1946 para jóvenes más adultos, comprendiéndose la edad de estos entre 14 y 25 años. Llegando a pertenecer casi el 90% del total de jóvenes a esta institución. Actualmente la institución sigue existiendo, pero con menos de 200 personas inscritas a la misma.

Grupos de Combate de la Clase Trabajadora

Los Grupos de Combate de la Clase Trabajadora era una organización paramilitar que llegó a tener hasta 190.000 luchadores. Varias veces al año se concentraban para realizar ejercicios militares. Su lema era «la defensa del Estado mediante un arma en la mano». Su función era luchar contra todos aquellos posibles saboteadores y otros enemigos del socialismo. Fueron estos los que principalmente construyeron el Muro de Berlín en 1961.

Esta es alguna propaganda que encontré en el sitio y decidí hacer algunas fotos.

Escuela para los Soldados del Mañana

La GST o Sociedad para Deportes y Técnicas fue una organización que tenía como objetivo proveer de educación militar esencial creando lo que ellos llamaban como el «nuevo hombre socialista». La GST organizó entrenamiento militar en educación secundaria de las escuelas y creó escuelas vocacionales con este único fin para preparar a jóvenes a servir en el ejército. Accedían jóvenes de 16 a 18 años a la enseñanza dada por el GST. Aunque a partir de 1968 este formó parte y responsabilidad del Ministerio por la Defensa de la Nación.

Agentes

En la Stasi trabajaban nada más y nada menos que 68.000 agentes, aunque en total llegaro             n a pasar hasta 274.000 personas por dicha organización. Teniendo unos 2.000 colaboradores no reconocidos, más de 13.000 soldados y más de 2.200 oficiales de la Armada de la RDA y más que 173.000 informadores en la RDA, pero teniendo más de 1.500 informadores infiltrados en la República Federal Alemana (RFA) o Alemania del Oeste. Esto supone que 1 de cada 63 alemanes de la RDA colaboró con la Stasi. Además contaron con mas de 60 generales dentro de la propia institución.

IMG_0238

Empleo de libros para escuchas

IMG_0236

Empleo de corbatas para grabación de imágenes

IMG_0232

Cientos de cámaras fueron colocadas dentro de árboles y troncos

4

Las cámaras enfocaban a lugares clave. Como por ejemplo los buzones, identificando a cada persona a posteriori que había enviado ciertas cartas y su contenido. Asociando ideales, pensamientos y relaciones entre personas gracias a la identificación de cada persona que enviaba cartas, su contenido y el destinatario.

IMG_0234

Los métodos llegaban a más sofisticación. La cámara y lentes colocadas en la puerta de este coche estaban preparadas para grabar de manera infraroja, siendo así completamente indetectables para la época.

Divisiones

Entre las tareas de espionaje habían distintas divisiones especializadas:

  • Administración Central de Reconocimiento: centraba sus esfuerzos principalmente en Alemania Occidental o RFA y otros países de la OTAN.
  • Administración Central de Coordinación: coordinaba el trabajo con los organismos de inteligencia soviéticos.
  • Departamento Central para Comunicaciones Seguras y Protección Personal: proporcionaba seguridad personal para los dirigentes de la RDA y mantenía y operaba un sistema interno de comunicaciones seguras para el Gobierno.
  • Administración para la Seguridad de la Industria Pesada e Investigaciones y Administración Central para la Seguridad de la Economía: protección contra el sabotaje y el espionaje.
  • Administración Central para la Lucha contra Personas Sospechosas: encargada de la vigilancia de los extranjeros sospechosos, principalmente los de Alemania Occidental o RFA.
  • División de Análisis de Basura: análisis de desechos y materiales sospechosos del extranjero.
  • Administración 12: vigilancia de comunicaciones.
  • Administración 2000: vigilancia de la lealtad del Ejército Nacional Popular.

Además de todo esto, la Stasi contaba con su propio e independiente servicio penitenciario para sus presos.

La organización más general que he conseguido traducir (muy posiblemente con algunos fallos) con los distintos departamentos con los responsables de cada área y sus relaciones, ha sido esta. (Click para ampliar la imagen).

Stasi ranks(1)Finalmente, la Stasi contaba con una pequeña fuerza armada: el Regimiento de Guardias Félix Dzerzhinsky, que eran tropas de élite que daban protección a los miembros del Ministerio. Compuesto por seis batallones de fusileros motorizados, un batallón de artillería, y un batallón de entrenamiento. Recordemos que un batallón es una fuerza de entre 300 y 1.500 hombres. en total estos 8 batallones formaban una fuerza de 13.000 hombres.

En mi visita al Cuartel General de la Stasi, pude fotografiar algunos artilugios interesantes. Así como investigar y leer más allá de algunos artículos online. En los documentos e información que aún se encontraban en ese edificio pude encontrar datos históricos, que fotografié para luego traducir tranquilamente.

HV A

La división más importante del MfS para la inteligencia en el extranjero fue la HV A, conocida como «Administración de Inteligencia Principal». Sus principales operaciones fueron en la República Federal Alemana (RFA). El HV A fue capaz de introducir espías en instituciones públicas, partidos políticos, e incluso posiciones del Gobierno. Adquiriendo modelos, patentes y otra informacion de grandes empresas y compañías.

IM (Colaboradores no oficiales)

El arma principal de la Stasi era el empleo de colaboradores no oficiales. De esta forma la actividad principal fue monitorizar sus ciudadanos. Estos colaboradores se dedicaban a reportar todos los aspectos posibles de la sociedad. Proveían información sobre amigos, compañeros de trabajo, estudiantes e incluso era típico el informar sobre su propia familia. En 1989 llegó a tener más de entre 170.000 y 190.000 informadores. Aunque se desconoce el número exacto.

Las razones para ser informador, eran muchas. Las principales era la convicción político e ideológica, el miedo a la represión, pero también en muchos casos el beneficio a nivel monetario.

Desde dentro del MfS, a los informadores se les solía llamar camaradas de primer orden. Había multitud de civiles.

IMG_0266

Foto de una informadora no oficial

1

La Stasi no opuso ningún tipo de resistencia en la caida del telón de acero y decidió disolverse sin emplear fuerza ni ningún tipo de resistencia. Los agentes tenían falso pasado, contratos y otros registros que el Gobierno les proveyó para no ser reconocidos como miembros de dicha institución. Muchos agentes debido a su profesionalidad fueron contratados por servicios secretos de otros paises. Algunos otros pasaron a formar parte de lo que hoy se conoce como el FSB el predecesor del KGB en Rúsia.

Si os ha gustado este artículo, os recomiendo encarecidamente estos otros relacionado: Berlin-Hohenschönhausen, prisión de la Stasi. Este otro: El rompecabezas de la Stasi. Y este otro NSA Abandoned base in Berlin.

Como nota final y para completar el artículo, aquí os dejo una película basada en hechos reales «La vida de los otros», sobre la Stasi:

http://www.youtube.com/watch?v=j-TUqTLiqAg

Referencias:

Alguna de la información ha sido tomada de este enlace; principalmente para los distintos grupos especializados. El resto de la información ha sido tomada in situ.

Hotel espia de la KGB en Estonia

ASÍ ESPIABA LA KGB en el hotel viru

Una de las curiosas historias que ha tenido el hotel Viru en Tallin, Estonia, ha sido que durante décadas se empleó este hotel para atraer a turistas de Estados Unidos y América y causar buena impresión de lo que era la URSS. Para ello se había montado un complejo hotelero opulente, con todos los lujos posibles, pero que a su vez, había que mantener a la población local lejos de dicho hotel.

El Hotel Viru que contaba con 23 pisos

Vídeo de promoción del hotel Viru en Tallin, Estonia

Para evitar todo contacto, los turistas llegaban a lo que hoy es el antiguo puerto de la era soviética en Tallin. Una calle en línea recta desde este viejo puerto hasta el hotel, donde los turistas eran recogidos en autobús y llevados directamente al hotel, hacía imposible cualquier tipo de contacto entre locales y turistas, como tampoco hacía posible que ningún turista pudiese ver la realidad estona en la época soviética, más que ver el casco antiguo de estonia a lo lejos desde el hotel.

Vistas desde el hotel al puerto, totalmente en línea recta

El viejo puerto de Tallin

Lo primero que llama la atención de este hotel (aunque es difícil darse cuenta al principio) es que el hotel tiene 23 plantas, sin embargo tan sólo existen 22 botones en el ascensor. El acceder a la planta 23 simplemente no era posible, estaba oculto de tal forma, que ni tan siquiera los empleados sabían de su existencia. Esta planta guardaría uno de los secretos más curiosos de la URSS. Una planta empleada por el temido KGB, para espiar a todos y cada uno de sus huéspedes.

Además de estar oculta esta planta, una vez se había conseguido acceder a ella, hay otro nivel de seguridad adicional, lo cuál imposibilitaba el acceso a cualquier empleado que por una razón u otra, hubiese podido acceder a esta planta de alguna forma.

Había que insertar un código para que esta puerta se abriese, y entonces veriamos lo siguiente:

En esta mesa se sentaba el director encargado del KGB para este hotel. Por supuesto tenía su teléfono rojo con línea directa a Moscú (al ser línea directa, estos teléfonos carecían de cualquier tipo de teclado o ruedecilla).

Aquí podemos ver alguna guía del hotel Viru

En cada uno de los pisos del hotel, había una persona mayor, sentada en una silla junto con una mesa y una libreta. Estas abuelitas, se dedicaban a apuntar todo lo que hacían los clientes. Quién entraba, quién salía, si iban solos o acompañados, etc. Ni estas viejecitas ni ningún miembro del hotel hablaba más que ruso. Excepto la gente de la recepción lo más básico y fundamental para dar la llave y entender 4 palabras contadas. De esta forma, la KGB se aseguraba de que no podían tener ningún contacto con los clientes, ni intercambiar ningún tipo de información, ni de uno ni de otro lado. Esto por supuesto, llevaba a algunos mal entendidos.

A la izquierda Yuri Vladímirovich (en ruso Юрий Владимирович) a la derecha Leonid Ilich Brézhnev (en ruso Леонид Ильич Брежнев). Yuri Vladímirovich fue director del KGB hasta el año 1982, Presidente del Presidum del Soviet Supremo de la URSS y quinto Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de la URSS. Leonid Ilich fue Segundo Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de la URSS y Presidente del Presidium del Soviet Supremo de la URSS. Ambos importantísimas personalidades de la URSS. Sin embargo, la propaganda del Regimen, hacía que en tan sólo un año, hiciesen una burda y literal copia, cambiando tan sólo la foto de uno de ellos por la del otro.

Aquí podemos ver parte del equipo de espionaje

Básicamente los agentes del KGB se llevaron todos los aparatos clave para que este equipo pudiese funcionar de nuevo. Tan sólo dejaron algunos equipos de menor importancia y que actualmente tan sólo emiten luces. También se puede ver como se llevaron gran parte del equipo de espionaje y comunicaciones. En tan sólo 24h fueron capaces de llevarse prácticamente todo los equipos, borrar todas las pruebas y dejar tan sólo material inservible que no probaba mucho.

Como se puede escuchar en el video anterior, nunca nadie había entrado en estas habitaciones más que por error alguna vez algún empleado. Este fue el caso de uno de los empleados actuales, que es el único que sigue trabajando desde entonces para el mismo hotel y que ha ayudado a reconstruir la habitación cespía on los elementos que dejó el KGB antes de marcharse. Obviamente fue expulsado inmediatamente y fue espiado y seguido durante un tiempo por seguridad.

Máquina de grabación y reproducción de cintas

Por desgracia los agentes del KGB borraron las grabaciones de las cintas antes de marcharse… y grabaron encima una cinta imitando que empleaban este equipo como hilo musical o como promoción de lugares en Estonia.

Plano de alguno de los aparatos aquí mostrados

Lo que hay encima del reproductor de cintas es un monedero. Este contenía una pequeña bomba con unos líquidos que al mezclarse y entrar en contacto con la piel humana, era imposible limpiar con cualquier tipo de producto convencional. Esto se empleaba como señuelo, se dejaba como si fuese un objeto extraviado, de tal forma que si un turista lo encontraba, debía devolverlo a la recepción del hotel sin abrirlo, en caso contrario, sería detenido.

Los agentes de la KGB eran como McGyver, aunque suene un poco gracioso. Eran buenos en muchas areas como electrónica, radio, etc  y unos manitas en preparar ciertos artilugios.

Una máscara de gas, una máquina de cuñar para obtener ciertos permisos. Cosas tan simples como enviar un comunicado por fax, requería de permiso explícito desde Moscú que podía tardar una semana. Hacer una fotocopia requería también de permisos y debía llevar el correspondiente cuño.

El cuño oficial y la estampa para distintos permisos

Parte trasera del equipo de espionaje

Durante todo este tiempo que la KGB espió empleando este hotel ocurrieron cosas muy curiosas. Un turista americano, estando solo en su habitación se le ocurrió hacer una broma, diciendo en alto «Esto está lleno de micros, así que sé que me estáis escuchando los que me estáis espiando». Las casualidades y mala pata de estas palabras pronunciadas por el propio turista, hizo que fuese inmediatamente detenido.

Hubo otro curioso caso en el que un turista no tenía toalla de baño, y el cuál se quejó también en voz alta de ello en su propia habitación. A los dos minutos había un dependiente del hotel diciéndole «su toalla señor».

Por alguna extraña razón o simplemente fruto de las probabilidades de que ocurriese esto, un agente olvidó el audífono dentro de unas lámparas de una de las habitaciones y se llevó el micro en su lugar. Así que uno de los clientes escuchó en repetidas ocasiones a su lámpara hablar mientras dormía.

Muchos de los platos, contenían micros, se les colocaba a aquellos que se podía sospechar. El plato tenía un micro que emitía la información a un receptor que iba adosado a la pared por donde teoricamente pasaba un rodapié, desde ahí iba un grueso cable hasta el piso 23 donde era grabado en una cinta como la que hemos visto anteriormente. Lejos de ser receptores pequeños, el diametro del tubo que lo contenía era de unos 5 cm.

En algún caso, alguno de los camareros (que también eran agentes del KGB infiltrados, sin que los otros camareros sospechasen nada) se equivocó y puso el plato que no contenía un micro, colocando el plato con el micrófono en una pila de platos para lavar… donde los agentes no escuchaban más que extraños ruidos y con una recepción bastante penosa al encontrarse algo lejos del receptor este micro.

Se daban diplomas por absolutamente todo tipo de cosas. En este hotel trabajaban los mejores profesionales en cada una de sus areas; los mejores cocinceros, los mejores ayudantes de cocina, los mejores recepcionistas, etc. Hasta tal punto, que tenían a completos especialistas todo el dia cortando rebanadas de pan perfecto, sin importar que ya existían máquinas que hicieran esa tarea; todo tenía que ser de la mejor calidad y artesano. El lujo y la fachada de un país con bastantes problemas, pero en el que la propaganda era tan importante como poco rentable e inviable.

La gran mayoría de los turístas, prácticamente todos excepto por estos casos curiosos aquí contados, volvían a su país diciendo que para nada la URSS era como la gente decía, que la gente tenía comida en abundancia, los hoteles eran como los de 5 estrellas en Estados Unidos y que el servicio era inmejorable.

Una curiosa historia en las que a veces, la realidad, supera a la ficción.